martes, 21 de junio de 2016

BODA DE LA PRINCESA ALIX DE LIGNE Y EL CONDE GUILLAUME DE DAMPIERRE

El pasado sábado día 18 de junio de 2016, una joven pareja contrajo matrimonio en la iglesia Saint-Pierre de Beloeil, en la provincia belga de Hainaut. La novia es Alix de Ligne, hija mayor de Michel de Ligne, decimocuarto príncipe y jefe de la Casa de Ligne, una de las más antiguas familias de la nobleza belga, y de Éléonore, princesa de Orleáns-Braganza (hermana del jefe de la casa imperial de Brasil).  En cuanto al novio, se trata del conde francés Guillaume de Dampierre, hijo de los condes Audoin de Dampierre y Roselyne.

Los novios posando ante el Castillo de Beloeil, propiedad de la familia de la novia.
 
La ceremonia religiosa fue oficiada por el Obispo de Tournai, Guy de Harpigny, y contó con la asistencia de ochocientos invitados llegados de toda Europa. Entre todos ellos, destacó la presencia de la reina Mathilde de Bélgica y de la familia gran ducal de Luxemburgo.
 
Los grandes duques de Luxemburgo, Henry y María Teresa.
 

Guillaume y Stephanie, grandes duques herederos de Luxembugo.
 


  Los príncipes Felix y Claire de Luxemburgo.
 
 
Louis y Tessy de Luxemburgo
 
 
Sebastián y Alexandra de Luxemburgo.
 
El Archiduque Carl-Christian y su esposa Marie Astrid de Luxemburgo,
acomapañados de sus hijas, Marie-Christine y Gabriella.
 
La princesa Margarita de Liechtenstein y su hija María Anunciata.
 
El príncipe Guillaume de Luxemburgo y su esposa la princesa Sibilla.
 
 
El príncipe Amedeo de Bélgica y su esposa.
 
La duquesa de Braganza acompañada por sus hijos, el príncipe de Beira y la infanta María Francisca.

Los novios y los padres de la novia, príncipes de Ligne, posando junto a la reina Mathilde de Bélgica.
 
El conde Audoin de Dampierre, padre del novio, acompañado de su hija Laure.
 



El novio llegando a la iglesia con su madre Roselyne.

 
 
 
La novia llegando a la iglesia del brazo de su padre, el príncipe de Ligne.
La novia lució un bonito vestido en organza y muselina, creado por el diseñador belga Gerald Watelet.
El maravilloso velo, de más de 200 años de antigüedad, es de encaje de Alençon.
 










 

 
 
Detalles del interior de la iglesia.
 
 

Un momento de la ceremonia religiosa.
 
Detalle de la novia, donde se aprecia su tiara y el precioso velo de encaje de Alençon.

 
Detalle del bonito ramo de novia.
En la mano de la contrayente puede apreciarse su sortija de compromiso, de la joyería H.Stern.
 

 
 
 
 
 
 


 
 

 
 

 
Diversas imágenes de los novios, ya convertidos en marido y mujer, a su salida del templo y acompañados de sus padres.
 

Imágenes del precioso castillo de Beloeil, donde tuvo lugar la celebración posterior a la boda.
 

Los invitados llegando a la recepción.
 
Muchos de los invitados no quisieron perderse el desarrollo del partido de Eurocopa.
 
Los novios posando junto a sus familiares.
 
Los novios posando junto a los padres de la novia y hermano de ésta, Henri.

Los novios posando junto a sus respectivos padres y hermanos.
 
Tras su matrimonio, la joven pareja retornará a Brasil, en concreto a Río de Janeiro, donde ya tenían radicada su residencia por motivos laborales. El novio trabaja en el sector financiero, mientras que la novia es directora de marketing de la firma de joyería H.Stern. Experta en Gemología y apasionada de las piedras preciosas, la joven se mostraba encantada, hace unos meses, al recibir como regalo de compromiso una maravillosa sortija de la misma firma para la que trabaja.
 
Ambos jóvenes son la viva imagen de la felicidad y no esconden su amor en ningún momento. El joven Guillaume, en una entrevista concedida con motivo de su compromiso matrimonial se mostraba encantado con su prometida, de la cual afirma amar todas sus cualidades e incluso sus pequeños defectos. A la vista está que forman una hermosa pareja.
 
Guillaume y Alix durante la entrevista concedida con motivo de su compromiso.
 
 
 
 FOTOS:
Paris Match
Place Royale / Facebook
Royalement Blog / Facebook
Dailymail.co.uk
Hola
Purepeople
Point de Vue
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario